• Colombia
  • Última actualización 04:35 PM
Piedemonte araucano
Arauca

Geoforma y Cobertura

En el piedemonte andino, los caudales originados por las lluvias en las regiones altas de la cordillera, bajan en torrentes por las altas pendientes que erosionan las faldas de las montañas y arrastran con sus aguas sedimentos, que al llegar al piedemonte por el cambio de inclinación pierden la capacidad de arrastre. Así los sedimentos más gruesos se depositan en el cauce, obstaculizando el paso de las aguas, obligándolas a formar múltiples brazos para su evacuación, formándose entonces la llanura aluvial, con ríos de cauce trenzado y raudales que coinciden con fallas geológicas o basculamientos tectónicos.

En el piedemonte llanero y la sabana, disminuyen las pendientes y los caudales vuelven a converger, perdiendo su forma trenzada y convirtiéndose en meandros, formando caños que se distribuyen en un patrón característico de bajos y diques naturales. Los diques forman fajas convexas, alargadas y estrechas que a lo largo de los ríos y caños, se denominan bancos, banquetas y esteros en las sabanas.

Compartir esta publicación